sábado, 7 de diciembre de 2019
Noticias sobre el decreto de virtudes de Isabel Mendez
- Por: Victoria López, ssj
01/07/2015 - 2034 Visitas


Ayer, 30 de junio, ha tenido lugar en el Palacio Apostólico del Vaticano la Sesión Ordinaria de cardenales y obispos de la Congregación de los Santos para el estudio de las virtudes heroicas de Isabel Méndez

Valoración: 23/35
 

 Sesión Ordinaria de Cardenales para el estudio de las virtudes heroicas de Isabel Méndez Herrero, ssj

 

Roma, 30 de junio de 2015
 
Ayer, 30 de junio, ha tenido lugar en el Palacio Apostólico del Vaticano la Sesión Ordinaria de cardenales y obispos de la Congregación de los Santos para el estudio de las virtudes heroicas de Isabel Méndez Herrero, Sierva de san José.
 

 

Isabel: Canción de una vida en 5 tiempos

 

 


Primer tiempo: Castellanos de Moriscos (Salamanca)

30 de agosto 1924: Comienza su canción a la vida. Sonriente, alegre, bondadosa, tiene también “acero”, que diría J. R. Jiménez. 8 años: dentro de casa ha preparado un pequeño altar con una imagen de María Inmaculada, la quiere un montón; fuera se oye el trote de una yegua: la pequeña jinete lleva la comida a los trabajadores de su padre. Hay fiesta en los pueblos vecinos, chicas y chicos van a las romerías. Isabelita, guapa, elegante, alegre, abierta a la vida, va con ellos. En un baile descubre que no todo amor es limpio y lo ha decidido: “Seré Sierva de san José”. Siente dos tirones: las Misiones y María, Nuestra Señora. Tiene 20 años recién cumplidos.

Segundo tiempo: Noviciado de las Siervas de san José (Salamanca)

–“¿Isabel…? –“Sí, una novicia más”. Y nos cuentan: “Sencilla, muy amable, viviendo desde lo más hondo de sí, orante”. Abril 1947. Primera profesión, ha crecido su llamada a ser misionera. Julio 1947. Una noticia: “Tus pulmones se deshacen”. Respuesta: “No recibí la invitación con alegría. Sentí la mayor repugnancia de mi vida”. Aislamiento, soledad, sueños frustrados. Reacción: “Desde ahora seré misionera por el sufrimiento y la oración. Estoy contenta. Mi vida por todos”.
 
Tercer tiempo. Sanatorio antituberculoso de Los Montalvos (Salamanca)

Fatiga, inapetencia, tos... Profundas cavernas en los pulmones y en su interior tinieblas. Su consigna: “el sufrimiento debe quedar oculto en una sonrisa”. Y su canción a la vida tiene estas notas: “Pintaba para todos”, “daba clase a algunas enfermas, catequesis a otras que se lo pedían”, “nunca se negaba a nada ni a nadie”, “sonreía siempre, a pesar del ahogo y la fatiga”. “Nadie se separaba de su lado sin que le contagiase algo de Dios”.

Cuarto tiempo. Casa de santa Teresa (Salamanca)

Julio de 1950. Isabel, desahuciada, vuelve a la Casa de santa Teresa. Este nuevo canto a la vida durará tres años. “Dicen que mi caso es grave, pero sé que el Señor me sostiene igual, con pulmones o sin ellos”. Tiempos de luz: “¿Orar? No pienso nada, siento a Dios cerca”. Tiempos de sombras: “Son muy oscuras las tinieblas… mi oración es ahora al pie de la cruz”. Se despide de sus padres: “¡Qué feliz se muere siendo Sierva de san José!”. Y el 28 de diciembre de 1953, a mediodía: “Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo”… Son sus últimas palabras. Comienza en la Casa del Padre una canción ininterrumpida a la Vida.

Quinto tiempo. Testigo de la fe

Sus hermanas Siervas de san José, conscientes del tesoro de gracia que llevaba Isabel en su interior, promueven su causa de canonización. Comienza en Salamanca en mayo de 1979 y llega a Roma en noviembre de 1980. Se hace entrega de la positio de virtudes en octubre de 1992. El 25 de marzo de 2014 tiene lugar el Congreso de Consultores Teólogos para el estudio de sus virtudes con resultado unánimemente positivo. En este momento estamos a la espera del Decreto de virtudes que esperamos no tarde mucho.
Victoria López, ssj
Madrid, 1 de julio de 2015

Dosatic S.L. © 2019
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad