Cerrar Sesión 
Maxi García Santamaría
07/10/2016 - 417 Visitas


Trabajo y oración


 

 

Nuestra hermana MAXIMINA GARCÍA SANTAMARÍA ha sido llamada a la casa del Padre, el día 30 de agosto de 2016. Pertenecía a la Comunidad de Cájar.

 

 

 

Nació el 10 de diciembre de 1921 en Herreros de Jamuz (León). Entró en la congregación en el mes de abril de 1942. Hizo el noviciado y la primera profesión en Salamanca y el 16 de octubre de 1944 hizo su primera profesión.

 

 

 

Su primer destino fue la comunidad de Oteiza de la Solana en Navarra. Pero al año siguiente, 1945, la destinan al colegio de Ntra. Sra. de Guadalupe en Mérida. El 31 de octubre de 1949, hizo sus votos perpetuos en esta comunidad. Ejerció como docente durante once años. Sus alumnas la recordamos como una buenísima profesora de matemáticas. En 1956 pasa al Colegio de Granada. Desde 1959 estuvo en los Colegios de Alicante, Badajoz, y Órgiva, trabajando como docente.

 

 

 

En 1975 forma parte de la Comunidad de San Lorenzo en Madrid, y se presenta a unas oposiciones del Ministerio de Justicia. Ejerció una actividad social como funcionaria que recordaba con satisfacción.

 

 

 

Desde el año 1994, Maximina ha estado en nuestra Comunidad de Cájar. Le gustaba estar activa, leía muchísimo y tenía una cultura muy amplia. Nos sorprendía con los datos que recordaba y esta habilidad intelectual la mantuvo hasta los últimos meses. Le gustaba además ser autónoma y organizarse personalmente. Ha tenido siempre una relación con su familia muy fecunda. Eran siete hermanos y uno de ellos fue misionero redentorista. La relación que ha mantenido hasta el último momento con los sobrinos ha sido muy entrañable.

 

 

 

En realidad, se ha mantenido bastante bien hasta hace dos meses. Tenía 94 años, y empezó a padecer un cuadro de deterioro a causa de los pequeños ictus que ha ido sufriendo.

 

 

 

Nuestra hermana nos deja un ejemplo de vida por su encuentro de fe con el Señor Jesús y su dedicación al trabajo durante toda su vida. Tenemos la seguridad de que Dios Padre la ha acogido en su seno como hija fiel y entregada que ha sido y habrá perdonado sus debilidades. Sabemos que nos protegerá desde el cielo a todos los que la queremos. Nos ayudará a orar y vivir en esperanza de Dios como opción fuerte, como ella lo intentó a lo largo de su vida.

 

 

 

Cájar, 31 de agosto de 2016.

 

 

Adjuntos
Escribe un comentario

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad